Georg Friedrich Handel

Nació el 23 de febrero de 1685 en Halle, Alemania.

Criado en el seno de una familia sin tradición musical.

Fue un alemán cosmopolita de fuerte impronta italiana en su estilo. A los diez años comenzó a recibir clases de un organista. Cuando contaba diecisiete trabaja como organista de la iglesia en Halle. En 1703 se traslada a Hamburgo, centro operístico de Alemania por entonces, donde compuso su primera ópera, Almira.

El motete Dixit Dominus (1707) se considera su primera obra maestra; Viajó a Hannover y trabaja como compositor y director de orquesta de la corte. Después se traslada a Londres, fue nombrado tutor de los hijos del rey.

El sajón acabaría conquistado al público inglés escribiendo las más hermosas y perfectas óperas italianas de su tiempo y bajo el mecenazgo del duque de Chandos. En 1719 se le concedió una subvención para fundar la Royal Academy of Music (centro del que fue presidente), destinada a los espectáculos operísticos, donde se estrenarían algunas de sus grandes óperas: Radamisto (1720),Giulio Cesare (1724), Tamerlano (1724) y Rodelinda (1725).

En 1727 consiguió la nacionalidad británica. Un año después la Royal Academy se vino a bajo y fundó una nueva compañía. En 1734 se vio forzado a trasladarse a un nuevo teatro por las presiones de la Opera of the Nobility, compañía rival, y continuó componiendo ópera hasta 1737, año en que las dos empresas dejaron de funcionar.

En 1737, un ataque de parálisis le obligó a permanecer una temporada inactivo y se retiró a Aquisgrán. En 1738 volvió a componer y en 1741 compuso su última ópera, Deidamia. Durante los años treinta se dedico a la composición de oratorios dramáticos en inglés. En 1742 estrenó en Dublín el oratorio El Mesías, su obra más famosa. El oratorio no sólo es una obra maestra del Barroco coral, sino también una de las composiciones más populares de la música clásica. De hecho, muchos la consideran una obra de comunión espiritual con la humanidad.

Händel, que murió sin hijos, unía a la condición de compositor de éxito la de empresario y otras, (creó un fondo para apoyar a los músicos en declive y a sus familias), Consiguió recaudar para el hospital la suma, enorme para le época, de casi 7.000 libras gracias a los conciertos allí ofrecidos. En su testamento, que se conserva en el museo como oro en paño, el músico legó al hospital la partitura del famoso oratorio El Mesías que tantas veces había interpretado y que tanto dinero había supuesto para la institución benéfica.

Georg Friedrich Händel falleció en Londres el 14 de abril de 1759, absolutamente ciego. Fue enterrado en la abadía de Westminster el 20 de abril de 1759.

Composiciones destacadas

  • Nixit Dominus
  • Salve Regina
  • Il trionfo del Tempo
  • Armida Abandonata
  • La Resurrezione
  • Aci, Galatea e Pholifermo
  • Agrippina condotta a morire
  • La Lucrezia
  • Agripinna
  • Apollo e Dafne
  • Rinaldo

Trabajo realizado por el alumno Macos Rodes Galvez de la clase 6ºB de primaria.

Anuncios

One thought on “Georg Friedrich Handel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s