3 partituras fáciles para gutiarra

Con estas 3 partituras fáciles para guitarra podemos ir practicando.

¡Ánimo!

Anuncios

Guitar intro. Stitches, Shawn Mendes

Aquí tenéis la intro de la canción Stitches de Shawn Mendes que me habéis pedido. Arriba están los acordes en cifrado americano. El ritmo parece complicado (y en realidad no es facil) pero como sabéis como suena no os resultará demasiado dificil.

La melodía consta del bajo de cada acorde (la nota más grave y que da nombre al acorde) que se toca con el pulgar (p) y después las otras 3 notas tocando “en placa” (a la vez). Las posiciones de la mano izquierda son las de los acordes. Si os fijáis bien en el FA dos de las notas son con el dedo 1 (índice) así que lo hacemos con la cejilla que ponemos normalmente para hacer este acorde.

El resto de la canción son los acordes que podéis encontrar en la entrada del Cacionero.

#4 Primeros pasos

Ahora que conocemos un poco más nuestro instrumento es hora de empezar a tocar. La guitarra es un instrumento polifónico, es decir, que puede hacer sonar varias notas a la vez, pero vamos a empezar con melodías sencillas de una voz.

Como la guitarra se toca con dos manos vamos a aprender y practicar la función de cada una por separado para luego juntar las dos. Veréis que si lo hacemos así es más fácil.

Lo primero que debemos aprender es que la mano derecha (con la que tocamos las cuerdas) tenemos que colocarla en el centro de la boca, con el pulgar un poco adelantado y los dedos índice, corazón y anular formando una escalera, como ya hemos visto en la entrada anterior:

Ahora que ya sabemos donde colocar la mano derecha, vamos a empezar con un ejercicio para calentar.

Esto que ves abajo es una tablatura (TAB), y cada una de las líneas representa una cuerda. La primera línea (desde abajo) corresponde a la cuerda más grave, la 6ª. Los ceros que ves en la tablatura (0) quieren decir que la cuerda se toca “al aire”, es decir, sin pulsar ningún traste con la otra mano.

Nos pide que toquemos “al aire” empezando por la 6ª cuerda (la más grave), moviendo poco a poco la mano para ir tocando todas las cuerdas hasta llegar a la 1ª (la más aguda)

No olvides colocar la mano donde empieza la boca

Cuando hayas conseguido que suenen todas las cuerdas al aire en el orden del ejercicio improvisa tu propia melodía utilizando las mismas cuerdas al aire pero con diferente orden, de esta manera haremos que los dedos se vayan acostumbrando a la distancia entre las cuerdas, a la posición que deben ocupar y poco a poco ganaremos velocidad.

Una vez que controlamos este ejercicio de la mano derecha, vamos a empezar con la izquierda:

Para este ejercicio SOLO vamos a necesitar los cuatro primeros trastes de la 6ª cuerda y a cada traste le vamos a asignar un dedo diferente.

Primero intenta colocar sin tocar los dedos en su traste correspondiente y una vez lo hayas hecho, ayúdate del pulgar de la mano derecha para tocar la 6ª cuerda. Toca primero pisando el primer traste, después el segundo y así hasta el cuarto, como indica el ejercicio.

Toca ahora en el mismo orden pero esta vez en la 5ª cuerda, después en la 4ª y así hasta la 1ª. Cuando hayas acabado de hacer el ejercicio, improvisa una pequeña melodía cambiando el orden de los trastes a tu elección.


Cuanto más practiquemos con estos y otros ejercicios, más fácil nos resultará enfrentarnos a cualquier partitura o acorde que se nos presenten. Los dedos tienen lo que se conoce como “memoria digital” y como todas las memorias es imprescindible ejercitarla, así que no os déis por vencidos ni penséis que es una pérdida de tiempo. En el deporte también tenemos que calentar si queemos ser más eficientes y evitar lesiones.

Otros ejercicios